Google+ Followers

domingo, 28 de agosto de 2016

SI LOS CONSEJOS COMUNALES SE MANEJARAN, SEGÚN LA LEY, HARÍAN UN EFICIENTE TRABAJO...

EL C. C. DE BARRANCON, CAGUA, CADA DIA DE MAL EN PEOR. 


                                           
SERGIO / CAGUA.- Los consejos comunales, eran para Chávez, la solución para que las comunidades, tuvieran una verdadera representatividad y protagonismo, en los asuntos del Estado; pero lamentablemente, desde que el Comandante murió, se dejó de darle la verdadera importancia que debían. Y por esta omisión, estas entidades fueron dejadas a la deriva, sin los talleres que comúnmente le eran impartidos, a menudo, por diferentes clases de profesionales, lo que hacía que los integrantes de los comités de esta institución comunitaria, se vieran cada día  mejor preparados, para las tareas que les eran de sus competencias y por lo tanto realizaban un trabajo de mejor calidad y bajo los preceptos de la Ley con que se rigen estas entidades. Que es algo que brilla por su ausencia.
Una de las circunstancias más graves que ha traído el poco apoyo dado a los consejos comunales por tanto tiempo, ha sido que las fuerzas derechistas no tuvieron obstáculos para penetrar a estas entidades, con lo cual no tienen ningún problema para sabotear y perjudicar el buen trabajo que algunos de los voceros quieren hacer, para mejorar el funcionamiento de estas entidades en beneficio de las comunidades, en general. Lo que hace, que la mayoría de los vecinos, se quejen.
Cuando hay consejos comunales, como el del Sector  Barrancón de Cagua del Estado Aragua, que siendo uno de los primeros en conformarse y con mejor funcionamiento en su momento, ahora, es manejado por un grupito de personas que se tomaron para sí, el manejo del mismo, (por algo fue, que los mejores colaboradores, se autoexiliaran del mismo) que lo  manejan sin ningún ordenamiento legal, que autorizan a empresas privadas, para que usen espacios comunes como talleres, en detrimento de la comunidad y lo peor es que no aceptan ninguna sugerencia de quienes desean ayudar. Gente de esta categoría, son quienes le hacen un flaco servicio al funcionamiento de los consejos comunales y por derivación al gobierno; pues los vecinos se sienten frustrados y le echan la culpa al gobierno, sin saber de dónde viene el problema. 
Muy difícil concebir, que después de haberse hecho, un censo demográfico en toda una comunidad, se tenga que estar pidiendo cartas de residencias, a quienes fueron censados de antemano. Ya que si se hizo el censo, una de las finalidades entre otras, tenía que ser, la de saber quiénes residen en esa respectiva comunidad y se considera que si se hizo el censo como debía de ser, todos los censados deben aparecer en una data, que tiene que poseer la entidad que lo hizo, que en este caso en particular que nos ocupa, se trata del  consejo comunal de Barrancón. Se ha dado el caso, que personas que han nacido y vivido toda su vida, en dicho Sector y después de haber sido censadas en diferentes oportunidades, se les cuestione su residencia, debido a que a causa de algún error, el RIF personal mencione algún otro lugar de residencia.
En anteriores oportunidades, en el Sector de Barrancón, si se quería hacer alguna Asamblea en la comunidad, se recurría a los avisos impresos en varias zonas de dicho sector, pero ahora no se estila ese procedimiento y si había algún operativo de entrega de comidas, el mismo día, según orden de llegada y además después de haber verificado que era habitante del Sector se le entregaba su ticket, pero ahora para acceder a cualquier bolsa de alimentos, a las personas se les somete a una humillante cola, no solo para buscar tales alimentos, sino que al menos, con una semana de anticipación para darle un ticket, (que para ciertas personas, no les es óbice para burlar tal requisito, pues por diferentes vías se las ingenian, para acceder a la compra) pero lo peor de todo es que, las personas tienen que permanecer durante todos los días esperando, pues nadie les informa que día llegarán los alimentos, ni mucho menos la hora; donde se demuestra el desorden inducido o una supina ineptitud, ya que así como, dicen que va a llegar un camión, de la misma forma deben de informarse para saber el día y la fecha en que llegará el mismo y eso no es nada difícil, pues hay bodegas en el Sector que tienen códigos y los representantes de esas bodegas, si saben cuándo llegan, pero en cambio quienes son funcionarios del consejo comunal, que deberían de estar mejor enterados o no lo están o lo esconden, lo que da la impresión que algún interés particular.
Bolívar, dijo: "Quien se digajefe para no serlo, es la peor miseria".


No hay comentarios:

Publicar un comentario